el dedo en el ojo: El viento que acaricia el prado (The Wind that Shakes the Barley, 2006)

lunes, julio 02, 2007

El viento que acaricia el prado (The Wind that Shakes the Barley, 2006)

Ken Loach es un veterano director con un gran prestigio internacional, naturalmente poco conocido en Venezuela. Su línea de trabajo es la representación de importantes conflictos sociales, donde practica un fino análisis político. En El viento que acaricia el prado, la guerra entre los republicanos irlandeses y los colonialistas ingleses, 1920. La aceptación por los ingleses de un estado autónomo pero muy dependiente del gobierno inglés. Finalmente la lucha entre el IRA que quiere un estado libertario e igualitario, y los irlandeses conciliadores que aceptan la relativa independencia, aunque ésta consagre la situación socioeconómica anterior favorable a los ricos ingleses e irlandeses. De la lucha nacionalista a la lucha de clases. Las atrocidades de las guerras y las discusiones políticas llenan el film, sin ninguna concesión sentimental o espectacular. Un fastidio total para los que buscan entretenimiento. Una apasionante experiencia vicaria para los interesados en los grandes problemas de nuestro tiempo.


Alfredo Roffé
Publicado en Ultimas Noticias el jueves 21 de junio de 2007

1 Comments:

At 5:56 p. m., Anonymous Anónimo said...

Estimados colegas:
Hoy jueves 30 de agosto me causó estupor ver cómo uno de sus críticos, el señor Ricrdo Azuaga, demnuestra la más grande ignorancia que hombre alguno pueda mostrar en el tema religioso.
Se nota que el joven en cuestión demuestra en sus palabras.
Para comenzar debo decirles que San José María Escrivá no fue canonizado ni mucho menos beatificado en su lecho de muerte. Primero, porque murió repentinamente de un infarto en su lugar de trabajo el 26 de julio de 1975, y segundo, porque hay prohibición expresa de la Iglesia en canonizar a alguien mientras éste viva.
El proceso de canonización es uno de los más complejos que existe, tanto así que los más acérrimos ateos no pueden decir nada. Primero, debo comprobarse un MILAGRO MÉDICO, debidamente documentado, con todos los rigores de la ley científica. Para esto se toman alrededor de 7 años.
Esto está explicado claramente en el Código de Derecho Canónico.
Segundo, hablar de "tufito religioso" es un término más que irreverente insultante.
La virtud no puede verse, nunca, como un defecto. Y si algo han tenido los hombres buenos son virtudes. ¿Acaso usted, estimado crítico, es de lo que cree que los pornógrafos son mejores pro hombres que la madre Teresa? A veces es bueno documentarse, sobre todo para respetar a los que tienen una forma de pensar.
Si se habla de tolerancia no es sólo para soportar las blasfemias e insultos de los paganos hacia los creyentes sino para lo otro también. SI no es así, la tolerancia se vuelve pura paja.
Gracias...

Alfredo Villasmil Franceschi, Diario Últimas Noticias
avillasmil@cadena-capriles.com

 

Publicar un comentario

<< Home