el dedo en el ojo: El último bandoneón (2003)

lunes, junio 25, 2007

El último bandoneón (2003)

El último bandoneón (Alejandro Saderman, Argentina/Venezuela, 2003) es un documental que, con una excusa narrativa (una joven bandoneonista audiciona para entrar a una orquesta y busca un nuevo instrumento en medio de dificultades económicas), intenta mostrar el panorama del tango en el Buenos Aires del siglo XXI. La armazón narrativa resulta un tanto desarticulada pues, en algún momento y sin que medie aviso alguno, se pasa de Buenos Aires a Venezuela, para mostrar la presencia del tango aquí a partir del fenómeno que fue Carlos Gardel. Los personajes dicen frases como “el tango no es una danza sino un sentimiento que se baila”, “el bandoneón es el sonido de mi alma”, “la mujer no tiene estilo, se adapta al de su compañero” y, por supuesto, “el tango es una pasión”. Es decir, el tango no es una actividad cultural y social arraigada en un contexto particular, su difusión en Argentina y parte del mundo no se relaciona con la industria cultural del siglo XX, su actual auge no es un fenómeno que valdría la pena entender tomando en cuenta tal historia. No, el tango es algo mítico, etéreo, inasible e inefable, producto del alma argentina y sus pasiones. En el siglo XXI, Saderman resucita el documental de inspiración romántica y retrógrada de Robert Flaherty. Ya Margot Benacerraf lo hizo en la década del 50 con Araya.


María Gabriela Colmenares
Publicado en Ultimas Noticias el jueves 21 de junio de 2007

Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 5:21 p. m., Blogger Lao said...

No he visto la película en cuestión pero si las frases que citas son textuales, he hecho bien en no verla. Trilladas es poco. Lo del sentimiento que se baila tiene muy gastados los zapatos por estas latitudes...
Saludín porteño

 

Publicar un comentario

<< Home